El creador de LINUX creó GIT como una herramienta que le permitiera coordinar el trabajo en equipo entre sus miles de colaboradores. La idea era tener un trabajo original y crear copias que se irán editando para completar el trabajo original, permitiendo la comunicación entre los diferentes colaboradores del proyecto o trabajo a realizar.